Manuela Tarsi
Colabora con WSI desde abril 2021
Descubre más sobre Manuela Tarsi en
Manuela Tarsi

Me licencié en psicología en el 2007 con una tesis en el ámbito de la etnopsiquiátria, considerando el diálogo entre disciplinas indispensable. En 2009 tenía una maestría en antropología de las migraciones y unos meses después estaba a la frontera entre Guatemala y México, lista para enfrentar el viaje migratorio hacia los Estados Unidos, en compañía de un grupo de chicos centroamericanos. Nació un maravilloso trabajo fotográfico de Gabriele Di Mascolo, mientras yo me ocupaba del trabajo etnográfico. Fue una experiencia de gran impacto.

Viajar ha siempre sido vital para mí. Pero lo que realmente amo es vivir el día a día con los herederos de culturas milenarias, adentrarme en su cosmovisión, buscar las raíces, porque creo que lo que perdura, vale. Me quedé a vivir en México y allí me presentaron una curandera, Pilar, una mujer de 80 años. En aquel primer día no se contuvo y me dijo: ‘Te estaba esperando. ¡Quédate a vivir conmigo!’

Viví con ella durante un año y medio. Me inició al conocimiento chamánico y la vida espiritual y me convertí en la actriz de una profunda transformación. Con el tiempo, los cuadernos de campo no eran suficientes, así que en el 2012 me convertí en antropóloga visual. La cinematografía enriqueció exponencialmente el trabajo etnográfico, aumentando el archivo con imágenes maravillosas. Finalmente podía recopilar todo lo que ella sabía.

Pero no. Pilar había dejado su cuerpo y Latuvi y mi cámara sin sujeto para filmar, y a mí. De todos modos, volví y realicé el documental. La gente de su pueblo participó en coro y en la ausencia reconstruimos la presencia. El documental se titula Pilar, historia de una curandera (2015). Luego, vino el encargo del Ministerio de Salud de Oaxaca, de realizar una radiografía de la medicina tradicional, en una región del estado. Nace un documental Ama Yerba. El tercer documental fue Salud del alma, una obra sobre la ska pastora o salvia divinorum y sus guardianes.

El haber vivido durante años en México me ha acercado y autorizado a participar a la vida de varios grupos indígenas y conocer las costumbres, creencias, cosmovisión de las comunidades.

Al regresar a Italia, publiqué un primer libro titulado: Remedios Chamánicos (2016).

Transformé la antropología visual en una herramienta de auto-narrativa creando un laboratorio con mujeres victimas de trata (2017). En el 2020 decidí profesionalizarme en el cine participativo cruzando la primera escuela nacional impulsada por ZALAB. Y ahora escribo, viendo florecer de nuevo mis notas etnográficas, entre narrativa y memoria.

Artículos de Manuela Tarsi

Subscribe
Get updates on the Meer